Por Pit Cosenza

Jiu-Jitsu es un arte marcial de defensa personal y un deporte sumamente emocionante. Sin embargo, considero que Jiu-Jitsu es meditación, energía y expresión.

Lograr concentrar la mente en un sólo objetivo mientras una infinidad de emociones rebotan en tu ser y alteran tus sentidos con tanta adrenalina disipada en el cuerpo… Eso es arte.

Algunas personas usan inconscientemente la práctica del arte suave como un método de escape. Huir de las viviendas difíciles o sentimientos incómodos es una manera muy fácil de sobrellevar las adversidades.

No obstante, más que desconectarnos de la realidad nos ayuda a resistir las aflicciones cultivando la estabilidad frente a cualquier circunstancia; obligándonos a mantenernos receptivos y abiertos al vaivén de la lucha.

Ahora bien, el Gracie o Brazilian Jiu-Jitsu (pónganle la etiqueta que más los identifique) también es un sistema de movimientos y respiraciones que transforman energías, ayudando así, a canalizar la rabia, furia y cuanta locura interna deseemos o necesitemos expresar.

Así pues, el Jiu-Jitsu es lo que vos querrás. El rollo está en practicarlo, no en describirlo, aunque si la descripción sirve para motivarte a dar el primer paso en el mat… Démosle viaje.